Categorías
Universidades

Conoce las 7 universidades más caras del mundo

Cuando el tema es la formación académica, es difícil hablar en “gastos” porque, en realidad, estudiar es una inversión en el futuro. Y la inversión monetaria, por regla general, puede ser muy alta. Prueba de ello son las universidades que componen nuestra lista y presentan tasas que pueden superar algunas de las cientos de miles de euros.

La mayor parte de ellas está ubicada en los Estados Unidos (ninguna sorpresa en este punto, ¿cierto?), aunque la universidad más cara del mundo es europea.

Universidades más caras del mundo

Estas son las 7 universidades más caras del mundo:

1. The University of Cambridge

En la parte superior de la lista de las universidades más caras del mundo se encuentra en Cambridge, la famosa institución del Reino Unido.¿Puedes imaginar cuánto cuesta asistir a un curso en esta prestigiosa escuela? Un estudiante que quiera cursar un master en gestión va a tener que pagar algo así como 318 mil euros. Sí, leíste bien. Parece increíble, pero es verdad; y esto no es todo, ya que si deseas estudiar aquí tienes que tomar en cuenta la manutención, libros, transporte, etc.

Cambridge - Universidades más caras del mundo
Cambridge

2. Bard College

La segunda universidad más cara del mundo se encuentra, tal como la mayoría de la lista, en los Estados Unidos. En el Bard College, uno de los principales conservatorios de música a nivel mundial, asistir a un curso significa invertir 243 mil euros. Aunque tiene el respaldo de que muchos grandes compositores contemporáneos han pasado por sus aulas.

Bard College - Universidades más caras del mundo
Bard College

3. Tufts University of Medicine

También localizada en los Estados Unidos, la Tufts es la universidad de medicina más cara del mundo. Para ser un médico con licencia en esta institución de Boston, el estudiante promedio tendrá que pagar alrededor de 228 mil euros por curso; sin contar otros gastos asociados al estudio de esta disciplina.

Tufts - Universidades más caras del mundo
Tufts

4. Columbia University College of Physicians and Surgeons

Esta es la cuarta universidad más cara del mundo y la segunda más costosa cuando el ranking se centra en las instituciones que enseñan cursos de medicina. Para ser médico con diploma de la universidad de Columbia, el estudiante va a invertir, en cuatro años, alrededor de 221 mil euros.

Columbia - Universidades más caras del mundo
Columbia

5. Harvey Mudd College

Esta universidad norteamericana, que se centra en el área científica, recibe 200 mil euros por cada estudiante inscrito durante los cuatro años de duración del curso superior.

Harvey Mudd College - Universidades más caras del mundo
Harvey Mudd College

6. Sarah Lawrance College

Se equivocan aquellos que piensan que, por estar casi en el final de nuestra lista, esta universidad norteamericana es más accesible. En realidad, estudiar en la universidad Sarah Lawrance College es también sinónimo de invertir mucho dinero – pero, sí, ya podemos bajar un poco el listón. Cuatro años de estudios representan una inversión de 195 millones de euros.

Sarah Lawrance College - Universidades más caras del mundo
Sarah Lawrance College

7. Wharton School

En el área de los negocios, esta gigante estadounidense es una de las más prestigiosas y caras universidades del mundo. Para hacer un MBA en Wharton School, el estudiante tiene que desembolsar cerca de 185 mil euros (y es la más económica de nuestra lista).

Wharton School - Universidades más caras del mundo
Wharton School
Categorías
Educación

Cómo estudiar inglés por cuenta propia

Independientemente de la razón que alguien tenga para estudiar un idioma, ya sea inglés, francés, español o chino, lo que siempre debemos de tener en cuenta para obtener éxito es la persistencia. ¿Por qué? Puesto que es inevitable querer expresarse en cualquier idioma con la misma fluidez que hacemos en nuestro propio idioma. Como esta fluidez no surge de la noche a la mañana, el secreto está en no darse por vencido.

Es normal sentir esa ansiedad en construir frases complejas y con fluidez, o incluso, en ver un vídeo sin subtítulos y comprender todo (o casi todo). Sin embargo, debemos de transformar la ansiedad en un aliciente y no en un obstáculo.

Por ello, a continuación te damos algunos consejos esenciales sobre cómo estudiar inglés por cuenta propia (y que pueden aplicarse a cualquier otra lengua):

  • Elige un tema ideal: Para facilitar cualquier aprendizaje, en primer lugar, piense en el tema o el área que más llame su atención. Admitámoslo, es mucho más fácil escuchar, leer, aprender y hablar sobre algo que nos gusta, ¿no es así? Si te gusta el deporte, la economía o la decoración, no importa. Entrar en contacto con los materiales de nuestros temas favoritos nos facilitará el mantener el interés.
  • Buscar materiales sobre este tema: Una vez elegido el tema de interés, busca materiales sobre él. Pueden ser revistas o periódicos en línea, blogs, libros, canales de televisión, música, documentales, etc. Rodéate de una amplia variedad de materiales para que tu cerebro sea estimulado de todas las formas posibles.
  • Haz inmersiones en el idioma: Utilice todo el material recopilado para hacer una inmersión en el idioma. ¿Has notado que las personas que hacen un intercambio parecen aprender el idioma en menos tiempo? Esto se debe al hecho de que reciban estímulo 24 horas por día y de todas las formas posibles. Por eso, trata de simular el mismo escenario en tu día a día.

Hecho esto, recuerde que el enfoque en un idioma que no es sólo memorizar vocabulario. Sino saber expresarnos como en nuestra propia lengua. Por ello no sirve de mucho el aprender una palabra nueva hoy y nunca más usarla. Así, da preferencia a la calidad sobre la cantidad.

Consejos para estudiar inglés por cuenta propia
Consejos para estudiar inglés por cuenta propia

En caso de que tengas una duda sobre una estructura gramatical, la respuesta se encuentra en la investigación, la lectura y el estudio sobre el tema. De esta forma, el conocimiento se hace más sólido.

Para mantener un aprendizaje más natural y menos opaco, trata de hacerlo de la siguiente manera: combina un día para aprender cosas nuevas (input) y otro día para practicarlas, ya sea haciendo ejercicios sobre el tema o dialogando con alguien (output).

Disfruta de la amplitud de la información con la que contamos en internet y en otros medios de comunicación disponibles para buscar y practicar. Usa tu tiempo de transporte (ya sea en el autobús, en el metro o en el coche) para estar en contacto con el idioma. Dedica al menos una hora de tu día para escuchar, leer o ver algo relacionado con esta lengua. Así, tu cerebro estará constantemente activo y el aprendizaje se volverá más fácil y placentero.

Categorías
Educación

¿Cómo desarrollar el hábito del estudio?

Un hábito de estudio eficaz tiene tres etapas, la señal, la rutina y la recompensa.

  • Señal: Se trata de algún tipo de estímulo que hace que tu cerebro procese información que en el futuro podrá ser aplicada.
  • Rutina: Es la acción que se ejecuta repetidamente. Esta acción puede ser física, mental o emocional.
  • Recompensa: Es lo que ayuda a tu cerebro a establecer un hábito con mayor facilidad, dotando de cierto placer, para reconocer inconscientemente el estudio como una actividad positiva.

Todos los hábitos tienen estas 3 etapas, por ejemplo, una persona que tiene el hábito de pasar horas y horas en la red social. Para esa persona un simple sonido emitido por el celular o la computadora es su señal. Su rutina es pasar horas navegando y la recompensa es la sensación de placer al acceder a álbumes de fotos, comentar las publicaciones, o simplemente un alivio por dejar las preocupaciones de lado.

Consejos para desarrollar el hábito de estudio en los niños
Consejos para desarrollar el hábito de estudio en los niños

A continuación te presentamos algunos ejemplos de recompensas y de qué manera puedes utilizarlas para establecer un hábito de estudio:

  • 1 hora de videojuegos. ¿Eres adicto a los videojuegos? Entonces tu recompensa puede ser de 1 hora de video juego o incluso más, dependiendo de tu tiempo, pero no exageres.
  • 1 trozo de alguna golosina. Si te excedes en este puedes ganar algunos kilos de más. Pero un poco de dulce no hace mal a nadie, así que si eres de los amantes de los dulces, recompénsate con tu golosina favorita después de estudiar.
  • Películas o series. Si eres fan de series o películas, esta puede ser tu recompensa. Un episodio de la serie o una película es una recompensa ideal.
  • ¿Dormir? Sí, a muchas personas les encanta tomar una buena siesta, y esto también puede ser tu recompensa. ¿Has terminado de estudiar?, entonces sólo duerme y descansa, sólo asegúrate de haber terminado de estudiar antes de dormir.
  • Navegar por la red. Cuando termines de estudiar puedes darte de regalo 1 hora de acceso a internet libre y sin remordimiento.

Sin embargo, para construir un buen hábito de estudios, no sólo debemos de tener en cuenta la recompensa, sino también, tomar en cuenta lo siguiente.

Cronograma necesario para desarrollar el hábito de estudio

Horarios: los horarios deben ser los mismos en tu rutina, evita cambiar la hora en la que comienzas tus estudios.

Estos horarios pueden ser flexibles siempre que tengas una rutina, por ejemplo, puede ser que los martes estés libre de las 8 a las 11 horas y el resto de la semana, de las 17 y las 20 horas. No hay problema, siempre que esto se repita en los próximos 30 días.

Materiales de estudio: no, por ahora no te preocupes exactamente por qué estudiar o por la división de materias, sino por crear el hábito. Esto porque recién estamos formando el hábito de estudio. Más adelante aprenderás a hacer un plan de estudios perfecto.

Lugar de estudios: Si es posible, trata de mantener tu lugar de estudios organizado, deja todo siempre en las mismas posiciones, recuerda que el hábito es reforzado cuando todo permanece igual. Deja en la mesa solo lo que vas a usar para estudiar. En principio sólo deberás de preocuparte por lo básico.

Categorías
Educación

Como hacer un buen trabajo en equipo entre estudiantes

Para que tus proyectos en grupo se lleven a cabo con más eficacia, echa un vistazo a algunos consejos simples para tener un buen trabajo en equipo entre estudiantes.

Realizar trabajos en grupo es una actividad que suele generar problemas con frecuencia debido a la falta de conocimiento sobre la convivencia en equipo, creando conflictos y fallos en la comunicación. Si deseas solucionar estas cuestiones, algunos consejos simples pueden ayudar.

1. Cooperación

La cooperación es una característica esencial para el buen funcionamiento de un trabajo en equipo. Por eso, siempre trata de ayudar a tus compañeros para que el proyecto sea terminado de la mejor manera. Recuerda que en un trabajo en equipo deben de dividirse las tareas, pero esto no implica que debamos de mostrarnos completamente apáticos frente a las tareas de nuestros compañeros. Si has finalizado con tu trabajo, puedes ayudar a alguno de tus compañeros. La cooperación es la pieza clave de cualquier trabajo en equipo, y aunada a la comprensión, resultará en un trabajo ideal.

2. Reconocimiento

Reconocer tus puntos fuertes y débiles es importante para evitar problemas en un trabajo en equipo. De esta manera, puedes identificar más fácilmente lo que provocó un error y lo que podría ayudar a hacer un mejor trabajo. Así, cuando el trabajo sea dividido entre los integrantes del equipo, sabrás en cuál de las tareas podrás desempeñarte mucho mejor. Reconocer nuestras habilidades y defectos es esencial para mejorar no sólo en el ámbito académico, sino que también será una pieza clave en el ámbito profesional y en otros aspectos de suma importancia en nuestra vida.

Importancia de saber hacer trabajos en equipo
Importancia de saber hacer trabajos en equipo

3. Interacción

Es de extrema importancia que haya interacción en un grupo para que el trabajo sea bien hecho; y la interacción va de la mano con la comunicación; ya que si no transmitimos ideas, cuestionamos o nos interesamos por nuestros compañeros, el trabajo en equipo no será tal. Por eso, haz lo posible para interactuar y promover una buena convivencia entre los miembros del grupo. Esto, además, ayudará a crear un ambiente agradable y de confianza.

4. Cuestionar

Siempre que haya dudas, pregunta. No tengas vergüenzas. Esa es la mejor manera de resolver los problemas, y uno de los mejores para aumentar nuestro conocimiento. Una simple duda no debe detenerte. Pregunta a tus compañeros si tienes cualquier tipo de duda; o bien, pide su ayuda si lo crees necesario.

5. Mente abierta

Mantén tu mente abierta para aceptar otras alternativas para realizar el trabajo en caso de que sea necesario. No todos pensamos igual, eso está claro; por ello, no intentes imponer tu forma de pensar; lo ideal es exponer tus ideas, pero siempre mantenerte con la mente abierta para escuchar a tus compañeros.

6. Discutir

Discutir con los otros miembros del grupo es esencial para saber cuál es su opinión acerca de lo que podría ser hecho en el trabajo y si hay algo que no les agrada. De esta manera, la búsqueda de soluciones se convierte en una tarea mucho más fácil.

Categorías
Educación

6 cosas en las que no puedes pensar durante los estudios

Identificar puntos débiles en tu mentalidad es muy importante para que puedas evitar el fracaso. Estudiar es una decisión. Y esta decisión tiene que ser reforzada todos los días, con determinación, fuerza de voluntad y con tus metas bien claras en tu mente. Cuando te sientes confrontado con otras voluntades o te dejas dominar por la pereza, ciertos pensamientos pueden surgir en tu mente, llevando muchas veces a la conclusión de que no irás a estudiar en ese día. Sin embargo, muchas de estas ideas no son verdaderas, realistas o racionales.

Identificar este tipo de mentalidad es muy importante para que puedas mantener la motivación y evitar el fracaso (o malas experiencias) durante tu carrera universitaria.

A continuación te presentamos las cosas en las que no puedes pensar antes y durante los estudios:

1. “No tengo ganas de estudiar”

Con estos pensamientos surgen excusas como sueño, aburrimiento y hambre; entre otras sensaciones que motivan un estado de ánimo que no es propicio para los estudios. Evita al máximo el dar atención a este tipo de pensamientos y procura concentrarte sólo en tus objetivos y responsabilidades.

2. “Este contenido es muy difícil”

No hay nada que sea imposible de aprender si estás dispuesto a ello. Pensar que determinada materia es difícil, que no tienes la capacidad ni la preparación suficiente para aprenderlo o que no hay esperanza para esto y no debes ni intentarlo es un gran error.

3. “No voy a necesitar esto en la vida real”

Tal concepto es falso. Pensar que determinada materia es estúpida y que no necesita de atención demuestra la ignorancia de parte del estudiante, ya que a cuanto más contenido tenga acceso sobre los aspectos relacionados a tu profesión, más capacitado estarás para hacer frente a las exigencias del trabajo.

Cosas en las que no puedes pensar cuando te decides a estudiar
Cosas en las que no puedes pensar cuando te decides a estudiar

4. “No necesito estudiar ahora”

La postergación es una de las principales enemigas de los alumnos. Pensar que tus tareas y estudios pueden dejarse para otro momento sólo va a contribuir para que no aprendas, hagas las lecciones de manera incompleta y pases por periodos de estrés y ansiedad que, como te imaginas, son innecesarios.

5. “Hay mucho material para estudiar”

Si crees que no tendrás tiempo suficiente para estudiar toda la materia o aquello que el profesor ha indicado; simplemente no estás contando con la motivación suficiente e, incluso, puede que estés ignorando tus propias capacidades. No dejes todas las tareas para el final; y verás que seguro tendrás más tiempo para estudiar más y mejor.

6. “No me gusta el profesor”

Mucho del éxito académico depende de tus esfuerzos y no de la disposición del profesor. Corre detrás de tus intereses y no dejes que tu rendimiento recaiga en otras personas. Muchos estudiantes creen que la responsabilidad de su aprendizaje se encuentra en los profesores; si bien juegan un papel esencial, la verdad es que el verdadero conocimiento siempre dependerá de nosotros; así, nos guste o no un profesor, siempre tendremos opciones para poder aprender lo necesario sobre su materia.