2
11

¿Cómo funciona el cerebro en época de exámenes?

Pese a lo que muchos estudiantes creen aún hoy en día, no siempre muchas horas de estudio son sinónimo de buenas notas en los exámenes, ya que existen otros aspectos que tienen una influencia determinante, como la cantidad de horas que duermes o la frecuencia con que prácticas ejercicio físico.

Según un reciente estudio publicado en Current Biology, el deporte practicado cuatro horas después del aprendizaje mejora la memoria y aumenta la actividad del hipocampo, lo que significa que te puede ayudar en la realización de exámenes y otras pruebas de orden cognitivo.

El trabajo del hipocampo es la clave en el momento de recuperar la información aprendida o de recordar; ya que participa en el proceso de consolidación de la memoria. Si esta área está funcionando de manera adecuada, podemos rescatar la información cuando hay problemas.

Mujer joven busca un cerebro en exhibición en la ciudad de Bristol

Mujer joven busca un cerebro en exhibición en la ciudad de Bristol

Hacer ejercicio 4 horas después del estudio

Los investigadores del Instituto Donders de la Universidad Radboud de los Países Bajos y la Universidad de Edimburgo, en el Reino Unido, probaron 72 personas que deberían memorizar 90 imágenes asociativas durante 40 minutos. Después, los participantes en el estudio fueron divididos en dos grupos: los que practicaron ejercicio inmediatamente después de estudiar y los que esperaron cuatro horas antes de la actividad física. El deporte consistía en 35 minutos en andar en bicicleta con una intensidad de 80 por ciento de la capacidad cardíaca.

Dos días después, los participantes fueron convocados para referirse a cuántas imágenes podían recordar, haciendo un registro de la actividad cerebral con resonancia magnética. Los resultados indicaron que aquellos que hacen deporte cuatro horas después de estudiar pudieron memorizar más imágenes.

La resonancia magnética también demostró un dato curioso: la neurogénesis del hipocampo creó nuevas conexiones neuronales, y lo más impresionante es que las nuevas células eran capaces de participar en el aprendizaje.

Con este estudio es posible concluir que el ejercicio físico influye en los neurotransmisores a nivel fisiológico, como la dopamina y la noradrenalina, aumentando las sustancias utilizadas por el cerebro, lo que tiene consecuencias en el aprendizaje, en la mejora de la memoria y, por supuesto, en las notas de los exámenes.

La gran novedad es el tiempo de espera para que estos cambios se efectúen. De acuerdo con esta investigación, el rendimiento académico no mejorará si nos ejercitamos inmediatamente después de estudiar.

En la última década, ha sido ampliamente investigado como es que el deporte beneficia la actividad cerebral y cómo funciona como protección contra el deterioro cognitivo. Neurólogos como John Ratey defienden la urgencia de mantener el cuerpo activo para que el cerebro no envejezca prematuramente.

Por lo tanto, el funcionamiento del cerebro está íntimamente relacionado con la actividad física. Por este motivo, el sedentarismo es un gran enemigo del cerebro.

En el libro Spark, The Revolutionary New Science of Exercise and the Brain, Ratey ya afirmaba que el pico de rendimiento mental ocurre entre dos y tres horas después de practicar deporte, con beneficios a largo plazo en la neuroplasticidad del cerebro.

 

Show Comments

No Responses Yet

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad