Categorías
Idiomas

6 Consejos para aumentar tu vocabulario en inglés

Aprender inglés es una cosa, pero tener un vocabulario amplio es otra; y es que podemos saber perfectamente el empleo de los diversos elementos que componen la gramática de la lengua (algo que, de por sí, ya es algo complicado), pero si no contamos con las palabras necesarias para transmitir el mensaje que deseamos, la comunicación, de hecho, jamás existirá; y pocas veces podremos expresar realmente lo que deseamos. Cuando se aprende inglés, muchas personas se limitan a usar las mismas palabras de siempre, y acaban aprendiendo y practicando sólo las palabras aprendidas en clase, ya que esto es lo más cómodo. El problema es que no todas las personas van a utilizar palabras sencillas, y, finalmente, te encontrarás con un vocabulario en inglés más complejo.

A medida que vas aprendiendo inglés, debes estudiar nuevas palabras. Hay varias maneras fáciles de aumentar tu vocabulario en inglés y, en esta ocasión, te presentamos 6 consejos para aumentar tu vocabulario en inglés.

Consejos para aumentar tu vocabulario en inglés

1. Haz una lista de vocabulario nuevo

Si hay una palabra nueva y viste su significado durante la clase; o bien, la descubriste por cuenta propia, no olvides anotar cómo se escribe, conocer su significado y buscar la forma correcta de pronunciación. Así, te será más fácil recordar todas las palabras que has aprendido.

2. Piensa en el día a día

Aprende nuevas formas de hablar acerca de cosas y actividades de tu día a día. Por ejemplo: preguntar dónde está el baño, que hora es, diálogos en las tiendas, hacer un pedido en un restaurante, etc.

3. Profesores nativos

Interactuar con profesores nativos es garantía de aprender vocabulario en inglés todos los días. Además, hay frases que probablemente no aprenderás, a no ser que hables con un nativo. Así mismo, es buena idea contar con algún compañero para estudiar; o bien, con algún amigo que cuente con el inglés, también, como lengua nativa.

4. Asociaciones visuales

Aprender un nuevo vocabulario en inglés es siempre mucho más fácil si tienes una referencia visual de la palabra que quieres aprender; ya que nuestro cerebro tiene la tendencia a recordar más fácilmente cuando hay herramientas visuales. Para ello, puedes pegar trozos de papel en todas aquellas cosas que en casa que correspondan con el vocabulario estudiado; o bien, buscar imágenes de los términos en revistas o internet.

5. Sal de tu zona de confort

Para la adquisición de un vocabulario en inglés cada vez mayor, puedes ver películas y leer sobre diversos temas en inglés. Seguro que vas a encontrar un buen número de palabras que nunca habías visto antes. Además, esto te ayudará a acostumbrar; ya sea a escuchar el vocabulario, o a comprenderlo de forma escrita.

6. Practica todos los días

Como dice el refrán, la práctica hace al maestro. Y es que, cuando practicas lo que aprendes, más fácilmente se va a grabar en tu mente. Trata de utilizar el nuevo vocabulario que vayas adquiriendo siempre que puedas; y no te olvides de incluirlo en las actividades que realizas día a día.

 

Categorías
Idiomas

Aprender inglés es fácil. Conoce 7 razones que confirman esta afirmación

El inglés es un idioma fácil. Y más: me atrevo a decir que es muy fácil. Si piensas que estoy exagerando, a continuación te explicaré por qué aprender y hablar inglés es más fácil de lo que la mayoría piensa.

Aprendiendo otros idiomas, me di cuenta de lo fácil que es el inglés. Diferente del español, por ejemplo, no hay muchas conjugaciones, excepciones y ni siquiera mucha gramática. Esta es, sin duda, una de las razones que hacen que el inglés sea un idioma más fácil de dominar.

Sin embargo, entiendo a las personas que piensan que el inglés es difícil porque se sienten desmotivadas cuando todos los libros de gramática y la forma como se aprende inglés en la escuela se concentran casi exclusivamente en las diferencias que hay entre el español y el inglés. Es casi como si el que enseña se centra en mostrar exactamente los aspectos menos interesantes de este idioma, las excepciones y los tiempos verbales que casi nunca vamos a utilizar al hablar en inglés.

Inglés - Aprender inglés es fácil. Conoce 7 razones que confirman esta afirmación

No obstante, te aseguro que se puede ver “el vaso medio lleno” en lugar de “medio vacío”; por ello, a continuación te mostramos 9 razones por las que aprender inglés es fácil:

1. En inglés no hay muchas conjugaciones, y las que existen no son difíciles

La conjugación no cambia en función de los pronombres personales (yo, tú, él…). Normalmente, sólo es necesario agregar la “s” al final de la tercera persona (él, ella, eso…).

2. No hay diferencia entre masculino y femenino

¡Lo que ya es un alivio! No es de extrañar que veamos cómo sufren extranjeros para aprender lo que, en español, viene precedido de “el” o de “la”.

3. Hay ciertas palabras similares en español

Una serie de palabras en inglés son muy similares en español. Son los llamados “cognados” (lo contrario de “falsos cognados”). Es el caso, por ejemplo, de “comedy” y “comedia”, “competition” y “competencia”, “future” y “futuro”, “idea” e “idea”, “different” y “diferente”, “important” e “importante”, sólo por nombrar algunos. Además, muchas palabras de origen inglés ya son muy frecuentes en nuestro vocabulario diario, como “online”, “internet”, etc.

4. Hay palabras en inglés que también tienen su origen en el latín

Aunque es una lengua germánica, el inglés sufrió la influencia del latín, que fue el idioma del poder en Gran Bretaña durante tres siglos y medio. De este origen común surgieron palabras como “albatros” (albatros), “bishop” (obispo), “pope” (Papa), “monk” (monje), por ejemplo.

Consejos para estudiar en el extranjero. Aprender inglés es fácil. Conoce 7 razones que confirman esta afirmación

5. La gramática es mucho más simple que la del español

No hay declinaciones y la conjugación de los verbos es prácticamente invariable.

6. En inglés, la solución más sencilla, normalmente, es también la mejor

Las frases más simples suelen ser las más acertadas. Para hablar o escribir bien en inglés, la mejor opción son siempre las frases simples, sin perderse en fórmulas muy complejas, que a menudo caracterizan al español.

7. La ortografía es mucho más fácil que la del español

No hay acentos o diéresis, por ejemplo. Y, en general, la ortografía es mucho más sencilla.

 

Categorías
Idiomas

¿Quieres aprender inglés? No hagas esto

Dominar el inglés no es tarea fácil, más aún si no sigues un proceso de aprendizaje que tenga sentido para ti. Por ello, si tu deseo es aprender inglés, a continuación te presentamos algunas acciones que debes evitar. Toma nota:

No tener contacto diario con el inglés

Este es un error bastante común entre los estudiantes de inglés. Debido a sus actividades semanales, muchos creen que estudiar inglés sólo los fines de semana, por ejemplo, es suficiente para aprender inglés.

Es verdad que no es imposible, pero seguro que será mucho más complicado. Así, el contacto diario con el inglés puede realizarse a través de alguna canción que hayas seleccionado y que vas a aprender a cantar ese día; o bien, una película o serie que colocas en inglés y sin subtítulos; o bien, conversar con algún amigo nativo de inglés; en fin, las opciones son muchas. Sin embargo, debes mantenerte enfocado en tener el máximo contacto posible con el inglés; así, en poco tiempo, verás cómo tu nivel en esta lengua mejora considerablemente, tanto en la expresión como en la comprensión.

No tener un objetivo al aprender inglés

Aprender inglés con certeza te puede traer muchos beneficios, como, por ejemplo, mejores oportunidades de empleo, viajes, estudiar en otro país, etc. Pero, ¿ya sabes cuál es el motivo que te hace querer alcanzar esa fluidez en tu vida?

Tener esto bien claro en tu mente te va a hacer estar motivado en aquellos momentos en que tienes pereza de estudiar e, incluso, te ayudará a planificar cómo vas a realizar tus estudios todos los días. Y estos son dos puntos muy importantes a la hora de aprender inglés.

Aula de inglés
Aula de inglés

Entonces, tomate un tiempo para reflexionar y pensar: ¿qué te hace querer ser fluido en inglés? Y, con esto en mente, es hora de empezar a planificar tus acciones, tu día a día, tus estudios y también, a trazar una meta. Pregúntate: ¿En cuánto tiempo quieres aprender inglés? ¿En cuánto tiempo quieres hacer un viaje a algún país de habla inglesa? ¿En cuánto tiempo quieres ser promovido en tu trabajo por saber hablar inglés? Todas estas preguntas te ayudarán a trazar y a alcanzar tus objetivos.

No contar con un método de aprendizaje adecuado

Ese es otro problema muy común entre las personas que quieren aprender inglés, la falta de un método adecuado a su forma de aprendizaje. Hay gente que aprende más fácilmente a través del audio, mientras que otros aprenden más fácil a través de la imagen. Pero, ¿tu modo de aprendizaje, cuál es?

También es bueno aprender inglés con una persona nativa del idioma, por ejemplo, así como muchos otros puntos que impactan directamente en la manera en que vas a aprender inglés. Por lo tanto, presta mucha atención a la forma en como estás aprendiendo inglés, y si es que esta forma realmente te está trayendo resultados rápidos; o si estás progresando como lo esperabas. Y, si no lo estás, entonces ha llegado la hora de cambiar el método de aprendizaje.

 

Categorías
Idiomas

4 mitos sobre el estudio del inglés que necesitas olvidar

1. “Todo el aprendizaje, en la actualidad, depende de la tecnología”

La tecnología es un apoyo fundamental para el aprendizaje, pero hay una diferencia entre usarla para facilitar la enseñanza y creer que por sí sola genera el aprendizaje. Este solo se produce “cuando el alumno está interesado y presta atención”.

Sin embargo, es innegable que en la actualidad los avances técnicos ofrecen un amplio acceso a los contenidos, atrayendo el interés y la atención de gran parte de los estudiantes de la lengua. Pero, así como matricularse en la universidad no genera resultados, tener acceso a contenidos gracias a la tecnología tampoco contribuye necesariamente a su aprendizaje, a no ser que tengas interés, atención y regularidad en el contacto con el idioma.

4 mitos sobre el estudio del inglés que necesitas olvidar

2. “En poco tiempo, los profesores de idiomas no serán necesarios”

Es verdad que algunas personas están aprendiendo idiomas de forma gratuita, con contenidos e interacciones a través de internet, sin profesor. Pero también hay cientos de ellas que no logran mantener el interés, la atención y la regularidad de estudio. Estas personas también necesitan de un profesor, de evaluaciones constantes, notas, y de una cierta presión para que estudien.

Muchos estudiantes no saben cómo elegir un contenido de calidad en internet y se pierden en medio de tanta oferta. El profesor actúa en estos casos como una especie de líder que motiva el estudio y la práctica.

3. “La Gramática es el asunto más importante del estudio de una lengua”

Podemos aprender las partes de que se compone un idioma, al estudiar la gramática. Pero sólo somos capaces de comunicarnos (hablar y entender) cuando practicamos la lengua a través de la lectura, la escritura y el habla. Algunas escuelas sistematizan la enseñanza de la gramática de la lengua (simple present, simple past, present perfect); pero podrían hacer lo mismo a través de las funciones (cómo saludar, cómo negociar, cómo describir una ciudad), o situaciones (en el restaurante, en la gasolinera, en casa, en el trabajo).

Lo importante es que el alumno descubra qué tipo de método, enfoque o ambientación es más motivadora para él, y cómo va a practicar para dominar todas las habilidades de la comunicación: el habla, la comprensión, la escritura y la lectura.

4. “En breve será inútil aprender idiomas, gracias a las apps y software de traducción simultánea”

No, no es así. Ya son muy populares Google Translate (la aplicación que tiene más idiomas), Lexifone (ideal para mantener conversaciones por teléfono, en dos lenguas diferentes), el Jibbigo Translator (traductor vocal bueno para viajes) y Verbalizeit (útil para términos técnicos), por ejemplo. Algunas apps ya son capaces de interpretar los matices de la lengua. Pero no se dan cuenta de todos los elementos.

4 mitos sobre el estudio del inglés que necesitas olvidar

En una situación de comunicación más compleja, como una reunión de negocios, la precisión en el uso de estructuras, el vocabulario y la pronunciación son determinantes para el éxito de esa interacción, con agilidad y sin malentendidos. Lo que las máquinas aún no pueden hacer. Es claro que están “aprendiendo” todos los días y puede ser que la tecnología camine rápidamente en esa dirección. O, puede ser que te arrepientas por no haber estudiado la lengua y dependas de ella para sobrevivir en un mercado que se torna cada vez más competitivo. Por las dudas, es mejor utilizar la tecnología disponible hoy en día para aprender.

Categorías
Educación

Descubre tu estilo para aprender inglés mejor

No todas las personas aprenden de la misma manera. Cada una tiene un estilo diferente de aprendizaje formado a partir de experiencias anteriores, preferencias y de su propia personalidad. Muchos investigadores han intentado catalogar las formas en que las personas aprenden de diferentes estilos. Uno de los sistemas más conocidos fue desarrollado por un hombre llamado Neil Fleming, y las categorías que él definió te las presentamos a continuación.

En este post te daremos una descripción de los diferentes estilos de aprendizaje, con lo que podrás elegir el que se adapta mejor a ti, y luego aplicar una estrategia basada en tu estilo para ayudarte a aprender inglés mejor y más rápido.

“Aprendizaje visual”

¿Tienes preferencia por las fotos o imágenes? Si la respuesta es sí, probablemente seas un “visual learner”; es decir, un estudiante visual, al que le encanta usar gráficos y diagramas para tratar de entender los conceptos y las ideas; o bien, diversos tipos de imágenes para completar la información escrita.

Si eres un “visual learner”, una estrategia importante de estudio es emplear tarjetas con imágenes grandes para recordar un nuevo vocabulario, tomar fotos o hacer dibujos en tus anotaciones, ayudando a tu mente a recordar lo que has aprendido en clase. Para aprender los tiempos verbales, por ejemplo, puedes preparar “timelines” (líneas de tiempo) que te van a revelar información de forma más sencilla, y que probablemente quedará en tu memoria por mucho más tiempo.

“Aprendizaje auditivo”

¿Puede entender fácilmente un tema cuando alguien platica contigo o lo expone? ¿Sueles hablar contigo mismo acerca de ciertos temas o proyectos? Entonces, probablemente seas un “auditory learner”, o un estudiante auditivo, que aprende mejor escuchando.

Para este tipo de alumno, escuchar y hablar le ayudarán a recordar nuevos conceptos e ideas. Para mejorar tu aprendizaje puedes buscar recursos de audio, como realizar grabaciones de nuevo vocabulario, y hacer tus propios podcast sobre algo que necesites o creas que debes de reforzar. Si quieres usar tarjetas, puedes probar a colocar frases en vez de imágenes.

“Aprendizaje kinestésico”

¿Se te hace sumamente complicado el permanecer sentado por mucho tiempo? ¿Prefieres tratar de hacer algo en lugar de sólo escuchar a alguien explicar un tema? Si las respuestas son afirmativas; esto quiere decir que puedes ser un alumno kinestésico, es decir, que tiene que entrar en contacto directo, de manera física, con lo que aprende.

Las personas con tendencia al aprendizaje kinestésico entienden mejor cuando ejercen algo o por asociación de un conocimiento con una acción; y suelen desesperarse con los métodos auditivo y visual. Si es así, aprovecha al máximo tus clases para participar en las actividades y buscar situaciones en las que puedas usar el inglés fuera del aula.

Si tienes que estudiar por tu cuenta, puedes estableces actividades que te forcen a usar todo lo que deseas aprender en inglés. Imita escenas de películas o de las cosas que ves en la TV en inglés, con esto podrás crear diversos tipos de interacción física en juegos de práctica.